ALIMENTACIÓN

COMO MEJORAR TU ALIMENTACIÓN





DIETAS
Una alimentación saludable no se trata de estrictas limitaciones dietéticas, conservarse delgada de forma poco realista, o de privarse de los alimentos que gustan. Más bien, se trata de sentirse bien, tener más energía, y mantener el estado de ánimo estable

cómo comes

La manera en la que comemos también forma nuestros hábitos. Debes ingerir cinco o seis comidas por día: desayuno, merienda de la mañana, almuerzo, una o dos meriendas a la tarde, y cena. Evita los bocadillos entre las comidas, y procura alimentarte sanamente, con abundancia de líquidos.




"Reemplaza los azúcarles refinados por miel orgánica, algarroba, azúcar de frutas y similares."

HIDRATACIÓN

La hidratación es de suma importancia para alimentarnos correctamente. Debes beber, al menos, dos litros de agua al día. Una alternativa es complementar un litro de agua con un litro de zumos de frutas, incluso con algunos lácteos bebibles y otros líquidos, evitando de preferencia el alcohol y las bebidas endulzadas.

ayuda a

Una correcta hidratación no sólo ayuda a hacer una mejor digestión, sino que también favorece la hidratación celular y la eliminación de toxinas, favoreciendo también la función de los sistemas urinario y excretor. Y todo esto unido, hace una nutrición y alimentación más que saludable.

Alimentación para mejorar la memoria

Investigaciones recientes en el tema, han demostrado que comer sano es bueno para la salud mental. Algunos nutrientes específicos que ingerimos en nuestra dieta diaria pueden ayudar a mejorar la concentración, la memoria y la habilidad para tomar buenas decisiones. Aunque las reservas de glucosa provenientes de los carbohidratos pueden ser almacenados por los músculos, el cerebro no tiene esa capacidad de almacenaje, por lo que se recomienda ingerir dosis diarias de carbohidratos, como pastas, arroz, legumbres, cereales, granos y vegetales, para mantener el cerebro en buen estado y con un nivel de energía satisfactorio.

Tanto para el metabolismo como para el buen funcionamiento del cerebro, es bueno comer meriendas (snacks) durante el día y un buen desayuno en las mañanas. Por supuesto, estas meriendas deben ser sanas, como por ejemplo frutas o granolas, para que el cerebro pueda mantener sus niveles de energía durante las tareas diarias.

Minimiza La Chatarra

Hay que dejar esto bien claro: no somos robots o animales que les da igual comer lo mismo todas las semanas. Tenemos unas papilas gustativas bien endemoniadas y por ende necesitamos tener variedad de sabores y texturas todos los días. Vivimos en una época donde hay una infinita cantidad de alimentos sabrosos que no son necesariamente saludables, y tampoco es que no vas a volver a comerlos nunca (tampoco hay que ser tan ilusos) pero sí hay que tratar de minimizarlos y dejarlos para ocasiones llamémoslas especiales.